jueves, marzo 01, 2012

La Horchata de Chufa Valenciana

La Horchata de Chufa Valenciana

El origen de la chufa sigue siendo un enigma, pues aunque los historiadores la ubican a las orillas del Nilo durante las primeras dinastías del imperio egipcio, basando esta teoría en unas vasijas encontradas en los ajuares funerarios de los faraones que las contenían, también se tiene constancia de escritos persas, árabes e incluso chinos, en los que se le otorgan a las chufas propiedades medicinales como, tranquilizante, desinfectante, digestiva, diurética y energética entre muchas otras más.

La verdad es que el uso de la chufa se extendió, gracias a sus grandes propiedades, y a su fácil conservación y transporte, que la convertían en un verdadero tesoro para los comerciantes árabes que en aquel entonces recorrían el rico y extenso imperio árabe, y que encontró en las tierras valencianas, el clima y la composición orgánica del suelo idónea para su cultivo, habiendo encontrado constancia escrita de que en el S. XIII existía una bebida llamada “llet de xufa” que sin duda es el antecesor de nuestra actual horchata.

La chufas gracias a su gran contenido en minerales, vitaminas, enzimas y su valor energético, además de su bajo contenido en sodio y no contener ni gluten ni lactosa, la convierten en un ingrediente ideal.

La Horchata, dadas sus propiedades, debería disfrutar de la misma popularidad a nivel internacional que tienen en la actualidad nuestros vinos o quesos, o la que tienen la misma paella o el gazpacho.

En cuanto a la horchata de chufa como bebida, la primera referencia que se tiene de ella data de 1786 en el libro titulado “Alcaldes de Casa y Corte” donde aparece la primera receta de esta bebida, que a pesar de ser uno de los productos más arraigados y representativos de la cocina mediterránea sigue siendo casi un completo desconocido fuera de nuestras fronteras, y me parece una injusticia gastronómica que con unas propiedades nutritivas tan beneficiosas para la salud y un sabor incomparable no disfrute de la misma popularidad que tienen en la actualidad nuestros vinos o quesos, o la que tienen la misma paella o el gazpacho.

Actualmente el 99% de las chufas producidas se dedican exclusivamente a la producción de horchata, porcentaje que no hace pensar en que se pueda buscar una salida comercial distinta a la que hasta ahora ha sido habitual. Aunque la empresa valenciana “Mòn Orxata”, está haciendo un trabajo excepcional, el cual considero digno de destacar dentro del panorama gastronómico regional, elaborando y promocionando productos derivados de la chufa y de la horchata como lo pueden ser harinas, licores, aceites, chocolates, o su última novedad, la mermelada de chufa que aunque aún no he tenido el placer de probar, las críticas gastronómicas la califican como un producto con un sabor delicioso. una textura muy particular y muy original.

Es por ello que aprovecho la oportunidad para felicitar desde aquí a esta empresa de la Comunidad Valenciana, la cual ha demostrado que con los productos más tradicionales se puede innovar y  no solo disfrutar de estos de una manera convencional.

Con esto no quiero decir que tomar un vaso frío de horchata sea algo a lo que debamos renunciar (yo personalmente no lo haría, pues es algo que me encanta) sino que dentro de las posibilidades que en ese momento nuestra imaginación nos permita, tratar de hacer nuestra cocina más creativa y variada y así seguir enriqueciendo nuestro patrimonio cultural-gastronómico.

Sin duda la horchata y en general los derivados de la chufa, son capaces de ocupar lugares de privilegio, por ejemplo, como ingrediente de un cóctel, como postre o bien como complemento de cualquier pastel.


Suscríbete ahora mismo!!.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias para recibir cómodamente en tu email nuestras Recetas y Publicaciones.